Simple Minimalist Music Monday Vibes YouTube Channel Art (9).png

Te amo, te odio, dame más

Que los animales salvajes deben vivir en libertad parece una obviedad. Sin embargo, para el Escuerzo Pampeano esto no es tan lineal.


Desde hace varios años, la iniciativa COANA (Conservación de Anfibios en Argentina) lleva adelante actividades de Ciencia Ciudadana e investigaciones que han permitido estudiar, entre otras cosas, dos comportamientos humanos opuestos que fueron propuestos como amenazas para las poblaciones del Escuerzo Pampeano: la aversión y el mascotismo.


Entre 2015 y 2019 realizaron encuestas y entrevistas en orden de investigar cómo las personas perciben al escuerzo. Al analizarlas, encontraron que la mayoria de los encuentros con escuerzos terminan con la muerte del escuerzo, y que por otro lado, el comercio ilegal podría tener impacto a nivel local, algo a lo que hay que prestar mayor atención.


No sos vos, soy yo


Su aspecto y sus características singulares hacen de este ejemplar un auténtico imán de reacciones que impactan directamente en su cotidianidad. El Escuerzo Pampeano (o Ceratophrys ornata) es un animal robusto, de gran tamaño, coloración llamativa y una distintiva forma de defenderse. Estas características provocan amor-odio entre las personas: mientras algunas lo aborrecen otras lo admiran, y consideran apropiado “adoptarlos” como mascotas.


En nuestro país, las historias alrededor de este gigante son parte del folklore nacional: endemoniado, agresivo, peligroso y portador de malos augurios, este anfibio no cuenta con las mejores de las suertes a la hora de ser el protagonista de una leyenda.


De generación en generación, se han transmitido historias en las cuales se lo considera mágicamente peligroso, venenoso y hasta capaz de matar animales domésticos e inclusive a sus dueños. Estas supersticiones tienen efectos muy dañinos tanto para la especie como para los esfuerzos de conservación.


Cuando desde COANA estudiaron el comportamiento de las personas al encontrarse con uno de estos ejemplares, la evidencia mostró que en la mayoría de los casos el anfibio terminó muerto a causa del miedo o la repulsión.


Sin embargo, mientras que para un gran número de gente resultan animales repugnantes, peligrosos o insignificantes, hay quienes los encuentran fascinantes. El deseo de tener un raro espécimen de anfibio como mascota se vuelve una amenaza para la especie, impulsando el comercio ilegal y todas las consecuencias que eso trae. Así, lo que no los mata a veces los aprisiona.


La vida secreta de las mascotas


Entre sus “fans” no hay solo personas que velan por su conservación, sino que podemos encontrar coleccionistas de especies exóticas que los compran para tenerlos en sus casas: los anfibios y reptiles están entre los animales más traficados del mundo.


Si bien la mayor amenaza para el Escuerzo Pampeano es la pérdida de hábitat a causa de la agricultura y la ganadería (es decir, la modificación de los biomas naturales a causa de estas actividades productivas) el comercio ilegal o tráfico para mascotismo enciende una alarma.


En Argentina han aparecido algunos de estos escuerzos en ventas y subastas virtuales en las cuales no se aclara su origen, por lo que se desconoce si han sido capturados en su estado salvaje o fueron criados en cautiverio, es decir si su comercialización es ilegal o legal.


Como todo comercio ilegal, es muy difícil obtener estadísticas precisas y por ende predecir su impacto, pero los estudios realizados por el equipo de Conservación de Anfibios en Argentina mostraron que es una realidad a la cual hay que prestarle especial atención: cuando analizaron los datos obtenidos en las entrevistas, pudieron definir que el 61% de los ejemplares fueron capturados en su hábitat natural, mientras un 31% fue obtenido en criaderos de Argentina (legales e ilegales).


En las últimas tres décadas, las poblaciones de anfibios han ido disminuyendo a nivel global de una manera escandalosa: el 41% de sus especies están amenazadas. Las causas son muchas: pérdida de hábitat, polución, inserción de especies exóticas, enfermedades, cambio climático y sobreexplotación relacionada a la venta para mascotismo o a la industria alimenticia.


Por estos motivos son prioritarios los programas de educación a nivel local y nacional que promuevan la tolerancia de las personas respecto a la vida salvaje y la importancia de su conservación.

168 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo